No me gustan los guisantes.

by

Él y ella, solos, completamente solos.Sentados a la orilla del mar, un mar inmenso en frente de ellos cubriendo kilos y kilos de arena. Ella le mira mientras el continua con la mirada perdida en algún lugar del oceano. Él ese chico que le ha hecho olvidar, que le h ahecho sentir, sí, el mismo que nunca le quiso. Él le coge un mechón de pelo, y se lo coloca detrás de la oreja, y en ese momento ella se da cuenta que empieza a detestar su perfección. Él l besa, así, derrepente, con sus rizos al aire, y le besa de muchas formas, con pasión, cariño , ternura, pero en ningún momento con amor. Ella, se va a pasear a la orilla del mar, y él la sigue por detrás, le coge de la cintura y le susurra al oido
– Te quiero.
+ Dime algo que sea verdad.- Le responde insegura.
– No me gustan los guisantes.

Anuncios

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: